Business

4 señales de que tus habilidades de liderazgo están por encima de la media

Pinterest LinkedIn Tumblr

Un equipo con un alto nivel de confianza producirá resultados más rápidamente y un menor costo

Klever Tee Time / Redacción

El punto de partida sigue siendo claro: crear las condiciones necesarias para obtener resultados superiores, para que las personas realicen su mejor trabajo. Algunas veces se reducirá a la forma en la que te muestres con tus comportamientos de liderazgo; otras veces se reducirá a tu entorno o cultura.

Uno de los componentes clave que cubre ambas áreas es creer y confiar en tu gente. Cuando ves el potencial que tiene cada persona a tu cargo, y hablas de esa creencia en sus vidas alentándolas y construyéndolas, se alcanzará un nivel de confianza sin precedentes.

La verdad es que un equipo con un alto nivel de confianza producirá resultados más rápidamente y a un menor coste. La confianza debe darse como un regalo Pero aquí está la pregunta del millón: ¿Debes ganarte primero la confianza de tu gente? ¿O la confianza se desarrolla a partir de la creencia en tu gente primero sus fortalezas, habilidades y compromiso?

El pensamiento convencional dice que las personas tienen que ganarse la confianza primero, y si violan esa confianza, ganársela de nuevo es difícil. Sin embargo, se ha descubierto que, en las organizaciones sanas, los líderes están dispuestos a dar primero la confianza a sus seguidores, y la dan como un regalo incluso antes de ganársela. En esencia, si confías y crees en tu gente primero, y a cambio, ellos te corresponden creyendo en ti como líder, serán mejores trabajadores. Y verás resultados empresariales significativos.

Hay pequeños y grandes pasos para mejorar los factores de confianza que aumentarán la lealtad de los empleados. A continuación te hablamos sobre cuatro pasos para empezar y lograr un progreso medible.

1. Encuentra tu nivel actual de confianza.

Revisa los valores de tu empresa para ver si estos se están modelando en toda la organización. Por ejemplo, si tienes la honestidad, el trabajo en equipo o la integridad como un valor operativo, pero no es algo verdadero para ti o tus empleados, ese es un problema de confianza.

2. Promueve la confianza

Difunde y comparte historias que apoyen una relación de confianza entre compañeros y colaboradores, clientes y empleados, y directivos y sus subordinados. Deja espacio en las reuniones semanales y en los encuentros individuales para destacar ejemplos de buen comportamiento de confianza. Y refuerza siempre los valores de dar confianza.

3. Involucra a tu gente Diseña estrategias que permitan a las personas participar en actividades que construyan y amplíen la confianza.

Como líder, establece la expectativa de que los miembros de tu equipo aporten con seguridad y debatan sus mejores ideas. Y sigue siempre presionando para conseguir más confianza, incluso si la organización en general no responde. Puedes empezar con tu propio equipo. Y ser un ejemplo para otros equipos en toda la empresa.

4. Infunde confianza en la gestión del rendimiento.

Echa un vistazo a tus indicadores clave de rendimiento. Es conveniente incorporar criterios de confianza en la forma de evaluar el rendimiento de las personas. Examina las descripciones de los puestos de trabajo y los perfiles de contratación. ¿Comunican un entorno de confianza o necesitan ser revisados?

Escribe un comentario